Una belleza sureña

Una ligera brisa me despertó. Enseguida comprobé que dicha brisa era artificial, pues era producida por un ventilador de techo que removía el aire de la estancia con sus veloces aspas. Me encontraba en una habitación de tonos blancos, y yo estaba acostado en una de las múltiples camas que abarrotaban la sala. A losContinua a leggere Una belleza sureña

Bicho grande, ande o no ande

Estaba yo tan ricamente leyendo un animado cómic en el sofá, cuando fui interrumpido con estas palabras: –Va, venga Sr. Jim, que tenemos que irnos… –¿Irnos? –Sí, espabile… –Recuérdeme, si es tan amable, Sr. L’Ok, como es que está viviendo aquí conmigo… –Le recuerdo, que mi castillo, allá más allá del sistema Silvania, lo perdíContinua a leggere “Bicho grande, ande o no ande”

Nave grande, ande o no ande (II)

–Hallie, despierta a la princesa, por favor… Mientras le voy a dar un beso que por lo visto también es una manera de despertar a una princesa… Al cabo de unos segundos: –Oiga, ¿qué hace usted? –Bueno… No es un beso de buenas noches, es para despertarse… –Eso de ir besando a desconocidas no meContinua a leggere “Nave grande, ande o no ande (II)”

Ciencia ficción con toques de humor: entrevista a Tony Jim

En ocasión del día del orgullo friki, entrevistamos a Tony Jim, autor de ciencia ficción. Puedes leer la entrevista mientras escuchas la playlist que hemos preparado: Lo que escucha el Piloto Jim. Tony Jim, ¿cuándo empezaste a escribir? Diría que en el instituto. Aunque más en serio en la universidad. Sería a finales del sigloContinua a leggere “Ciencia ficción con toques de humor: entrevista a Tony Jim”

Nave grande, ande o no ande

–Si quieren contratarme, entonces tendrán que aceptar mis condiciones y punto y se ha acabado –les dije a aquellos dos bolianos. –Pero ya le hemos dicho, Sr. Jim, que en este caso no es necesario. No necesita usted un copiloto, la nave está totalmente automatizada –explicó uno de aquellos hombres calvos de piel azul. –EstoContinua a leggere “Nave grande, ande o no ande”

Alocadas aventuras en la bahía de carga

—Bueno, ya va siendo hora de revisar la carga —le dije a mi copiloto el señor L´Ok. —¿Ahora? —Sí, ahora, ahora. —No ve que no tiene ningún sentido, señor Jim. —¿Cómo que no tiene ningún sentido? Tiene el sentido que le queramos dar. —La carga en todo caso, se inspecciona antes de partir y luegoContinua a leggere “Alocadas aventuras en la bahía de carga”